Recetas para salir de la deudocracia

Entrevista en NoticiasPositivas.net sobre el encuentro “Viviendo en deudocracia”.


El pasado fin de semana, el Instituto Lope de Vega de Madrid acogió la celebración de las jornadas “Viviendo en deudocracia: La deuda en los países del Norte: aprendiendo del Sur”. Un encuentro coordinado por la campaña para la abolición de la deuda externa ¿Quién debe a Quién?, que contó con la presencia de activistas de veinte organizaciones y redes de la sociedad civil, incluyendo al movimiento 15M y a expertos procedentes de Islandia, Grecia, Irlanda y Portugal.

La principal conclusión de las jornadas fue que el pago de la deuda soberana en países como Grecia, Irlanda, Portugal o la propia España equivale a un “genocidio social”. Por tanto, la única salida es el impago de una deuda considerada como ilegítima y vinculada a los rescates de la banca. Las jornadas también sirvieron como lanzadera de una nueva campaña que demandará una auditoría ciudadana de la deuda. De todo ello hablamos en la siguiente entrevista con Iolanda Fresnillo, una de las ponentes del encuentro.

Noticias Positivas: ¿Por qué el título de estas jornadas fue “Viviendo en deudocracia”?

Iolanda Fresnillo: El objetivo de las jornadas era básicamente divulgativo, con la finalidad de entender qué quiere decir vivir bajo el yugo de la deuda y de los mercados. Elegimos el nombre de deudocracia en homenajea al documental griego, “Debtocracy”, donde se inventa esta palabra. La deudocracia hace referencia a esta dictadura de la deuda y a la dictadura financiera de los mercados, que de alguna manera anulan la democracia, ya que nuestros gobernantes no pueden tomar decisiones de forma independiente y se ven obligados a responder siempre ante a los mercados.

N+: Según esta teoría, la deudocracia hace imposible la democracia. ¿Pero tiene al menos este sistema alguna contrapartida positiva en el terreno económico? Es decir, ¿podemos salir de la crisis, o al menos atemperarla, a través de los dictados de la deudocracia?

IF: No, de hecho, la crisis es resultado y causa de ese sistema de deudocracia. Consecuencia de un sistema financiero descontrolado que no tiene nada que ver con la economía real y que impone una explosión continua de burbujas. Es cierto que esta última ha sido más grande que las anteriores, debido a que han coincidido una crisis financiera, una crisis productiva, una burbuja inmobiliaria y una crisis alimentaria en el Sur, entre otros problemas.

Está claro que la dependencia de los mercados ha generado la actual crisis. Sin embargo, los gobernantes, en lugar de romper con la situación que ha creado esta crisis, que tiene su origen en este sistema financiero descontrolado, han optado por una huida hacia delante, con más poder de los mercados, más deuda y más ajustes. Esto sólo puede hacer que empeore la situación.

N+: Sin embargo, los gobiernos, los partidos y los medios de comunicación de masas insisten precisamente en la necesidad de seguir apostando por estas recetas. Incluso llaman rescate de un país a la aplicación de las mismas, dando la imagen de una operación de salvamento. ¿Pero qué es lo que se rescata realmente cuando se rescata un país?

IF: Muchas veces se dice que se rescata a los bancos y las clases bien remuneradas. Pero en realidad, a quien se rescata es a los acreedores. Por ejemplo, en Grecia, el dinero ha sido para pagar a los acreedores de dicho país, no para los helenos. El compañero de Islandia nos contó durante las jornadas que recibieron un crédito del FMI, pero no se empleó para financiar escuelas u hospitales; tampoco fue a parar a la clase adinerada. El dinero está en un banco de Boston para pagar a los acreedores y para conseguir más dinero en los mercados. Por tanto, se trata realmente de un rescate de los propios mercados. No se rescata a la población ni a la economía productiva.

N+: El experto en deuda externa Eric Toussaint analizó durante las jornadas la situación de la deuda en los países del Sur, y encontró bastantes similitudes entre los programas de ajuste impuestos en esos países durante los últimos 30 años y los que se imponen hoy día en Europa. Es decir, estamos ante un viejo problema.

IF: Para nosotros esta cuestión es muy significativa. La situación que estamos viviendo para mucha gente es nueva, pero si lo miramos desde un punto de vista global, no tiene nada de nuevo. Desde ¿Quién debe a Quién?, hemos escrito recientemente el libro “Vivir en Deudocracia”. En la primera parte del mismo incluimos un análisis en el que exponemos cómo ha afectado la crisis de la deuda a varios países del Sur, para mostrar que la situación en ellos fue muy semejante a la que viven ahora los países europeos intervenidos. Algo bastante similar ocurrió en lugares tan lejanos como Argentina, Ecuador, Zambia o Malasia.

La conclusión es que no hay mucha diferencia en cuanto a políticas. La diferencia estaría en que aquí los ajustes se hacen sobre un estado del bienestar más desarrollado, mientras que en estos países se realizaron sobre una inexistencia del estado del bienestar, por lo cual los impactos han sido mucho más devastadores.

Recuerdo que en el pasado mes de mayo hubo un encuentro internacional sobre deuda en Grecia, al que acudieron activistas de toda América Latina, así como de otros países como Túnez y Egipto. Entonces un activista argentino nos contó que estaba muy impresionado porque vio en las calles de Atenas lo mismo que ya había contemplado en las calles de Buenos Aires justo antes de la crisis de 2001. Y también dijo que la única solución para Grecia es no pagar la deuda.

N+: ¿Pero qué significa no pagar? Porque si escuchamos los mensajes de los gobiernos y de los medios de comunicación convencionales, parece que no pagar supondría poco más o menos que la llegada del infierno a la tierra.

IF: Yo creo que precisamente pagar la deuda es el infierno. Es decir, si Grecia, con el nivel de deuda que tiene en estos momentos, decidiera asumirla y pagarla, entraría en una espiral de destrucción. Estamos hablando de un auténtico genocidio social, que destruiría los servicios públicos esenciales, como la educación y la sanidad. De hecho están cerrando escuelas y hospitales.

Por otro lado, es cierto que no pagar la deuda puede suponer medidas de austeridad muy fuertes durante un corto plazo, como las que ya está habiendo, en realidad. Es una situación dura, porque los mercados te van a aislar a corto y medio plazo. Pero si sales del agujero, la situación cambia, ya que los mercados no tienen memoria, y si ven que ese país vuelve a tener dinero, de nuevo comenzarán a prestarles. Esto es lo que pasó en Argentina y Ecuador.

Los compañeros del Seminario de Economía Crítica Taifa nos dijeron incluso que la cuestión del pago de la deuda ni siquiera se puede plantear, porque no hay dinero suficiente para pagar la deuda en España. Hay que tener en cuenta que en este país toda la deuda bancaria es más de tres veces nuestro PIB.

N+: Esto nos lleva a otra importante cuestión abordada en las jornadas. Según las conclusiones de las mismas, el origen del problema hay que situarlo en la deuda privada, mucho más que en la deuda pública. ¿Entonces, por qué al final se convierte esta cuestión en un problema público?

IF: Esta es una de las principales conclusiones de cualquier economista, que rápidamente percibe, con poco que investigue el asunto, que la deuda pública en España es incluso más baja que en Alemania. El problema es por tanto de deuda privada, como ocurre también en Irlanda o Portugal. De hecho, la deuda privada se convierte en pública porque el Estado está dispuesto a salvar a los bancos y las empresas. En la medida en que les ayudamos para pagar, esa deuda se traslada al Estado.

Hay que tener en cuenta que la deuda de los bancos tiene avales estatales. Por ejemplo, el gobierno ha emitido entre 60.000 y 70.000 millones de euros en avales, con lo cual si esos bancos no pagan, hipótesis muy posible porque no tienen dinero para pagar, esa deuda pasaría a ser pública.

N+: ¿En qué consiste la campaña para una auditoría ciudadana de la deuda que se ha lanzado desde estas jornadas?

IF: La auditoría de la deuda es un proceso que queremos emprender para obtener el conocimiento necesario que nos permita construir una alternativa a la deudocracia. La idea es plantear una auditoria ciudadana. No se trata de pedir al gobierno que se encargue él de esta auditoría, ya que sabemos que no valdría de nada. Queremos que sea la ciudadanía la que tome el protagonismo e investigue por ejemplo por qué el gobierno está endeudado, dónde ha ido a parar el dinero, quiénes son los acreedores, quiénes son los beneficiados y quiénes los perjudicados.

En la primera reunión convocada para este proyecto acudió gente del 15M y de distintas plataformas sociales, y ahora se ha iniciado un proceso para ver cómo queremos hacer la auditoria. Los que estén interesados en sumarse pueden escribir al correo quiendedeaquien.estatal@gmail.com.

N+: ¿Qué otras medidas habría que tomar para terminar con la deudocracia?

IF: Yo creo que lo más importante es aprender del Sur. Es algo que salió muchas veces a lo largo de las jornadas. El primer día, cuando se analizaron los impactos de la crisis sobre las mujeres, se destacó el hecho de que las mujeres de los países del Sur tienden mucho a enseñarnos, y tenemos que aprovechar para aprender. Podemos aprender mucho de compañeros de estos países que han puesto en marcha multitud de propuestas alternativas, como monedas sociales, sistemas de trueque o redes de apoyo. No hablo por tanto sólo de deuda, sino de cómo encarar la crisis en general.

Los gobiernos de izquierdas de algunos países del Sur también han puesto en marcha otras interesantes medidas, como la nacionalización de la banca o la creación de instituciones financieras regionales. Un ejemplo es el Banco del Sur en América Latina, que puede ser una referencia si queremos reformar el Banco Europeo de Inversiones. En resumen, ellos llevan muchos años trabajando, y lo ideal sería aprender de estas iniciativas del Sur.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s